Publicado el Dejar un comentario

No te dejes para después!

Se han comprobado cambios físicos en el cerebro durante el embarazo, debido a que se adapta y prepara para el reto de ser mamá y enfocarnos solo en nuestro bebé y sus necesidades. Pero qué hay de las nuestras?

Cada mujer vive su pos parto de manera distinta, pero qué pasa cuando ya nos sentimos bien, cuando ya volvemos a adaptarnos y a ver de nuevo la luz. Te dejo una lista que considero que pueden ayudarte a retomar de nuevo esos hábitos que antes de ser mamá tenias y que te van a ayudar a volver a tener esos tiempos que tanto deseas tener para ti.

Lo primero lo llamo un Activador, o comúnmente dar el primer paso, es simple, haz una lista de todos los hábitos que deseas volver a retomar. Esto te ayudará a luego catalogar.

Agrupa por categorías, por ejemplo: Salud, efectividad, finanzas, etc. TIP: Para categorizar más fácilmente, pregúntate el “¿porque?” del hábito. Marca cada uno de los hábitos de cada categoría. Asignale una prioridad de acuerdo a tus necesidades.

Toma uno de los hábitos que enumeraste como número 1 y divídelo en pequeñas metas cortas, por ejemplo:

Tomar mas agua: 1) Tomar un vaso de agua cada hora durante el día. 2) Sustituir la coca por un vaso de agua

Y así sucesivamente. Lo siguiente es asignarle el tiempo en las siguientes categorías: meta diaria, meta semanal, meta mensual, meta anual.

Ahora, si toma tu agenda, tus plumas de colores (te ayudan a asignarle un color a cada categoría) y te recomiendo encender tu difusor con (2 gotas de Vetiver, 3 gotas de Clarity, 2 gotas de Lemongrass, 2 gotas de Cedro) para ayudarte a enfocar mas tus ideas.

METAS DIARIAS:

Siempre empezamos a llenar nuestro día de todo y reducimos las horas de sueño que nuestro cuerpo necesita, así que en este post te invito a hacerlo de manera contrario, comienza de acuerdo a las necesidades que tengas y las que tenga tu bebé. Ejemplo, de 11: 00 P.M. a 5:00 A.M. DORMIR. tal vez puedas hacer una diferencia en algunos días de la semana, pero recuerda tratar de crear una rutina, para que esta sea una disciplina que sea más fácil cumplir.

Las horas de comida, incluyendo el tiempo que te toma preparar la comida y la de nuestros bebes. TIP: te recomiendo que un día a la semana dediques tiempo crear tu menú y de acuerdo a este lavar frutas y verduras, cortar, utiliza frascos de vidrio para que duren varios días. Deja listo lo que toma más tiempo como frijoles, arroz, quinoa, lentejas. y si es necesario congelar, adelante! Algo que me ahorra tiempo es también hacer mi pedido del super en línea y así solo me encargo de recibirlo.

Ahora si encaja tus metas diarias de acuerdo a la categoría que le diste.
Por ejemplo, incluye tomar un vaso de agua antes de las horas de tus comidas y utiliza una alarma, al final del día ve marcando cuantos vasos tomaste y cada día mejora la técnica hasta conseguir el objetivo.

Te dejo dos hábitos que me han ayudado a sentirme mejor y que no dudo que te ayudaran de igual forma.

Dedica tiempo diario a una rutina de belleza express para que la utilices al despertar y antes de dormir. Una que sea sencilla y que no te tome mucho tiempo, pero que sea un tiempo solo para ti, recuerda siempre irte a dormir con tu cara limpia, ya que durante la noche se regenera nuestra piel.

Agenda 15 minutos para una rutina de ejercicio, la que más te guste, pero por menos tiempo que tengas, hazlo y al hacerlo te sentirás muy bien porque es tiempo para ti, y te llenará de energía y salud.

Agenda 15 minutos para estar en silencio o meditar. Esto te ayudará a reencontrarte y a crear esa paz que buscas. ya sea al despertar o antes de dormir. También puedes aprovechar la meditación para visualizar lo que deseas.

Lee una página, dos, tres, las que puedas en 15 minutos, la idea es empezar a crear pequeños cambios diarios, que te llevarán a un resultado enorme.

Dedica 5 minutos a hacer una lista de agradecimientos diarios, ya sea por la mañana o antes de dormir. Al agradecer creas milagros. Te recomiendo usar un diario, solo para estas listas.

Escucha Podcast o audio libros, utiliza motivación, decreta, ten fe. Nuestro entorno es el reflejo de lo que hay en nuestro interior. No podemos dar lo que no tenemos y al contrario.

METAS SEMANALES:

Aquí es donde comienzan las pautas que si las desglosas bien, te ayudaran de gran manera.

Agrega un día a la semana para una rutina de belleza más profunda, así sea una mascarilla, ducharte con tu exfoliante favorito, hacerte un pedicure o manicure, un masaje, etc.

Agrega un día a la semana para crear tu menú semanal, recuerda utilizar una lista de las cosas que tienes en tu despensa o congelador para crear platillos y que puedas ahorrar y no tirar por caducidad. Al mismo tiempo limpia tu refrigerador y organiza.

Asignale una tarea de limpieza a cada día de la semana, de tal forma que gastes menos energía y tiempo. Pero al mismo tiempo mantengas tu entorno limpio y organizado. TIP: ten a la mano en cada espacio una canasta con tus productos de limpieza.

Agenda un tiempo para planificar tu semana, haz una lista con todas las actividades y luego asignale una prioridad y ahora si anota en tu agenda sin descuidar lo importante para tu salud.

Recuerda que la idea es aprender a decir NO sin sentirnos culpables. Busca mejorar tus técnicas y no te juzgues.

METAS MENSUALES:

Un error que cometemos al empezar algún hábito es a querer hacer todo al mismo tiempo, pero seamos realistas, y asigna tus metas también sin miedo al mes, queremos estudiar algo, planear un viaje, tener una cena romántica, una salida con nuestras amigas.

Tenemos de 4 a 5 semanas al mes, asigna de forma que durante el mes, puedas darle tiempo a alguna de tus metas, sin olvidar dividirlas a tal grado que sean pequeñas acciones las que te lleven a un resultado mensual efectivo. TIP: te recomiendo usar un día al mes para revisar de nuevo tus metas diarias y semanales, así podrás hacer cambios de acuerdo a las mejoras que consideres y darte una palmada de felicitación por tus logros.

METAS ANUALES:

Evalúa y revisa una vez al mes, como van tus avances, tus mejoras, como te sientes, que realmente te ah ayudado, desecha lo que consideras que te roba tiempo y bienestar. Tacha las metas que vas logrando. Agrega las que se quedaron en tu lista de inicio y recuerda que la constancia es un puente entre el deseo y la realización.